jueves, 25 de julio de 2013

Humberto el bonito. Cuento de Leonora Carrington



Humberto el bonito


Humberto, el niño más bonito de toda la ciudad, tenía ojos azules y chinos dorados.
A pesar de que era muy bonito también era muy antipático. Le gustaba, por ejemplo, echar ratas en las camas de sus hermanas para hacerlas llorar.
            Un día, su hermana Rosa puso un cocodrilo en su cama…
            -¡Ayyy! ¡Qué miedo! –gritó Humberto-. ¡Hay un cocodrilo en mi cama!
            Pero Humberto era tan bonito que el cocodrilo, en vez de atacarlo, le sonrió alegremente.
Desde entonces, Humberto y el cocodrilo son grandes amigos y, por supuesto, ahora el niño es todavía más antipático, pues siempre va a todas partes con él.


(Cuento de Leonora Carrington)

No hay comentarios:

Publicar un comentario